Controlar los pensamientos


                             Controlando nuestros pensamientos.

                                    Todo el tiempo estamos pensando. Se dice que tenemos más de 60 mil pensamientos en un día. Nuestra mente no se detiene parece estar en piloto automático. Todos esos pensamientos son los que están atrayendo cosas, personas y acontecimientos a nuestra vida. ¿Cómo controlarlos todos?

           En nuestra mente pasan uno tras otro los pensamientos, como si se tratara de una larga película. A veces, la mente  se detiene en uno o en otro pensamiento. Lo analizamos con nuestra mente lógica y deductiva, y hasta, podemos llegar a hablar de nuestros pensamientos con otras personas.

            Esas ideas que llegan a tu mente, ésta las convierte inmediatamente en imágenes. Mira, haz este ejercicio: si yo te digo que pienses en una serpiente roja volando, tu mente puede formar en fracciones de segundo la imagen de esa idea por más ridícula que parezca. Esas ideas que constantemente inundan nuestra mente se convierten en imágenes pasan al subconsciente donde quedan definitivamente grabadas, como archivadas en un disco duro. Ese proceso ocurre desde el comienzo de nuestra vida . Así es como nuestro subconsciente (más del 90% de nuestra capacidad cerebral) se programa, con esas imágenes, sonidos y sentimientos que se van acumulando en esos archivos y a donde acudirá nuestra mente, casi sin darnos cuenta, a buscar la respuesta al estímulo exterior.

        Y eso lo repetimos una y otra vez y en gran medida podemos apreciarlo como nuestro sistema de creencias, las cuáles a veces, ni siquiera recordamos de dónde las sacamos.  Están tan profundamente arraigadas en nuestro subconsciente que ni siquiera dudamos que sea “nuestra creencia”. Pero, realmente son “nuestras creencias”? o es, lo que se nos programó en el subconsciente a través de imágenes y sonidos.

           Piensa, tanto te han repetido para justificar la pobreza : “pobre pero honrado” que ya lo crees como una creencia propia. Pero dime: quien dijo que la honradez es sinónimo de pobreza? Y al contrario,  de dónde surge que un rico no puede ser honrado? Esas creencias que se han grabado en nuestro subconsciente son las responsables de que sólo atraigamos cosas negativas a nuestra vida. Fíjate: ¿cómo vas a atraer riqueza si eso te convertirá en deshonesto? De manera que seguimos atrayendo más pobreza.

          Para colmo de males, como a diario se requiere del subconsciente una respuesta, con el aluvión de pensamientos que tenemos, es como si le hiciéramos “un respaldo” a esa información, afirmándolas cada vez más, como para que nunca se borren.

          Controlar ese aluvión de pensamientos parece una tarea titánica, verdad? Pues te tengo una buena noticia, hay un camino muy accesible para lograr ese control: las emociones y los sentimientos.

         Como dice Bob Proctor : “Las emociones son un don increíble que tenemos para saber lo que estamos pensando”. Si queremos saber que estamos pensando, sólo hay que atender a que estamos sintiendo.

         Quieres saber que estás pensando y por tanto que señales envías al Universo? Pregúntate: cómo me siento? Si te sientes bien, seguro tienes pensamientos positivos, en una frecuencia positiva que te devolverá cosas, personas y situaciones que provoquen más de ese sentimiento.

         Cuantas más veces en tu día te detengas un segundo a chequear como te sientes, serás cada vez más consciente de tus pensamientos y ello te llevará mantenerlos bajo control, desechando todos aquellos negativos para tu vida.

         La verdad última es que es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos a la vez.  Eso porque los buenos pensamientos nunca harán que te sientas mal. Cuando te sientes mal tus pensamientos están en una frecuencia que atrae más cosas malas para que sigas sintiéndote mal.

           Cuando te sientes bien inevitablemente se debe a que tienes pensamientos positivos y emites una frecuencia que atraerá más cosas buenas para que sigas sintiéndote bien.

          Nuestros sentimientos y emociones son la vía de comunicación con el Universo. Cuando nos sentimos mal, estamos deprimidos, tensos, con ira etc. estamos bloqueando el camino para que nos lleguen cosas buenas.

         Todos tenemos malos días o momentos en que todo va mal. Es que la vida no es lineal. Esos días que decimos: ¿para qué me habré levantado? Las emociones no siempre atraviesan el umbral de la conciencia. Tienen un comienzo fisiológico, aún antes de que conozcamos el sentimiento pasa cuando al ver algo a lo que le tememos, transpiramos, tenemos una señal de ansiedad, dolor en el plexo, etc. Esa emoción que aún no acaba de llegar a la conciencia, se vuelve finalmente tan fuerte que se convierte en algo consciente.

         Tener bajo control las emociones, perturbadoras, el autodominio frente a los avatares de nuestra vida es la llave para lograr nuestra plenitud, tanto emocional como material. Cuando controlas tus pensamientos y sentimientos, creas tu propia realidad, incides en la realidad exterior.

                                       5 tips para influenciar nuestros pensamientos a través de los sentimientos y emociones.

                        1.     Enfócate en un sentimiento para elevar tu ánimo. Cierra los ojos, respira relajadamente y SONRIE. (sin motivo, solo sonríe y disfruta de la sonrisa, siente los movimientos de los músculos de tu cara, imagina el brillo de tus ojos, disfruta)

                      2.      Ante una situación que podría desatar tu ira, una discusión o enfrentamiento en proceso, toma un segundo y pregúntate que puedes obtener de positivo con ellos, que ganarás discutiendo con otro para imponer tu opinión…. nada bueno. Entonces, aléjate de los enfrentamientos, las discusiones, la violencia.

                      3.     Acalla los pensamientos negativos. No luches contra ellos. Si luchas contra ellos vendrán más pensamientos negativos traducidos en emociones negativas. Simplemente cambia de frecuencia, acude a un pensamiento positivo, recuerda a algún niño pequeño que conozcas, escucha música suave, lee un libro.

                     4.     Usa a diario las afirmaciones. Crea a diario pensamientos positivos a partir de los decretos que tu hagas. Refuérzalas escribiéndolas y mejor aún traduciéndolas en imágenes.

                    5.     Lo más importante en mi modesta opinión: AGRADECE. Todos los días da gracias por todo lo que tienes. El agradecimiento es una emoción extremadamente poderosa.

Sony – Atrae la plenitud.

————————————————————————————————————–

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ley de Atracción y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Controlar los pensamientos

  1. lupez montero encarnacion dijo:

    La verdad última es que es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos a la vez. Eso porque los buenos pensamientos nunca harán que te sientas mal.

  2. yeisi luis motos medina dijo:

    Tener bajo control las emociones, perturbadoras, el autodominio frente a los avatares de nuestra vida es la llave para lograr nuestra plenitud,

  3. Pingback: Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s