La Ley de Atracción un pensamiento dominante


                                  Ya hemos hablado de nuestra mente consciente y subconsciente. Vimos esa interrelación entre ambas, la capacidad de la mente consciente para recibir la información de la cual en gran medida no somos conscientes.

                               La mayor parte de nuestras decisiones en realidad, aunque parezcan tomadas por nuestra mente consciente, están determinadas por las creencias e información grabada en nuestro subconsciente. Fue colocada allí por nuestra mente consciente a través de la repetición o el impacto. Ese proceso comienza cuando nacemos, y lo forjan nuestros padres, maestros, vecinos, personas, la sociedad, el ambiente, etc. La mayor parte de las creencias que tenemos no son nuestras, nos fueron inculcadas y no las cuestionamos, simplemente las aceptamos.

   Muchas de esas creencias son las responsables de que no seamos felices, que nuestra vida no sea como la deseamos, que tengamos escasez en lugar de abundancia, fracaso en lugar de éxito, soledad en lugar de amor, enfermedad en lugar de salud.

    Ahora bien, ¿cómo podemos hacer para acceder a la información que está grabada en nuestro subconsciente y de la que no somos conscientes? Nuestra mente consciente para tomar decisiones acude permanentemente al subconsciente, a la base de datos, donde están nuestras creencias, nuestro paradigma. Observa esto, hay muchos datos e información en nuestro subconsciente a los que accedemos rápidamente y otro tanto que parece inalcanzable.

Por ejemplo: tu accedes rápidamente a información como tu nombre, tu edad, tu número telefónico, la calle en la que está tu casa, el nombre de tu madre, de tu padre, tu esposo/a. Sin embargo, tu subconsciente tiene información que siendo tan importante para tu vida, tu éxito o felicidad, no parece estar accesible. Pero está allí en tu subconsciente.

Pregúntate que cenaste hace 4 meses y difícilmente puedas recordarlo. Esa información está en tu subconsciente, pero no accedes a ella. La razón no tiene tanto que ver con el tiempo que ha transcurrido, como con la percepción de lo importante y vital que es para ti.

                    El factor que determina que cierta información (tu nombre, teléfono, domicilio etc. sea rápidamente accesible tiene que ver con dos aspectos muy claros: 1) la percepción de importancia y 2) la repetición constante. Recordamos con facilidad aquellos datos que utilizamos con frecuencia a los que le atribuimos importancia; es también lo que repetimos con frecuencia, o nos repiten con frecuencia.

                   Percepción de importancia y repetición de la información es lo que determina que la información o datos sean rápidamente accesibles para tu mente. Lo que cenaste hace 4 meses no lo percibe tu mente como importante y vital y solo ocurrió una vez, por lo que no es una información de acceso rápido. Sin embargo, esa información está en tu subconsciente. Los científicos aseguran que bajo hipnosis podríamos recordar que cenamos, donde, con quienes, que comida cenamos, si nos gustó e incluso muchos detalles que normalmente nos resultan irrelevante en forma consciente cuando cenamos.

                 La pregunta es inevitable: ¿dónde te gustaría que se almacenara toda la información que necesitas para aplicar la ley de atracción en forma automática? ¿Dónde quieres que se encuentren tus sueños, tus metas y aspiraciones? ¡Dónde los hábitos, compromisos y actitudes que te ayudarán a realizar los cambios que deseas en tu vida?

La respuesta parece obvia: en la memoria a la que puedes acceder rápidamente.

¿Cómo y que hacer para lograrlo? Debes percibirlo como importante, como prioritario y repetirlo constantemente. Todas las actitudes, creencias y valores que hoy gobiernan tu vida ya sean positivas o negativas, son aquellas a las que les has asignado una gran importancia y reiteras y repites a diario. Por ejemplo: Si decides que no estás conforme con tu trabajo y quieres un mayor desarrollo profesional, la primera vez que lo enuncias, eso queda en tu memoria de acceso rápido. Pero, si en los días sucesivos no haces nada, no lo llevas a la práctica, no actúas, no tomas acciones específicas; lo que pasará – es lo que siempre pasa- tu mente no percibirá eso como importante y perentorio para tu vida, sino como intrascendente y lo alojará en la memoria subconsciente.

Si en cambio, comienzas a pensar en ello todos los días, a planificar, a actuar, a alimentar tu mente con afirmaciones positivas, a descubrir tus talentos naturales, qué es lo que deseas profesionalmente, a mejorar tu actual actividad agradeciendo que la tienes, tu mente mantendrá esa información como accesible y se convertirá en un pensamiento dominante que se manifestará en la realidad.

Tu objetivo es programar tu subconsciente con la información que te permita responder acertadamente a toda situación. Ayúdate con las herramientas adecuadas, afirmaciones, convicción, motivación, visualización, mensajes subliminales etc.

Comprender cómo funciona nuestra mente y convertirnos en sus amos, es lo que atraerá prontamente la realización de nuestras metas. Haz de la ley de atracción un pensamiento dominante que se alojará en tu memora de acceso rápido y tus metas y sueños se manifestarán. Depende sólo de ti.

 

Sony- Atrae la Plenitud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ley de Atracción y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s