Las Leyes Universales para el éxito


                           Estas leyes existen en el Universo y actúan en él. Nosotros formamos parte de ese Universo y por tanto también estamos sujetos a esas Leyes.

Si nos limitamos a creer solo aquello que podemos percibir por nuestros sentidos , limitamos nuestras vidas. No somos solo cuerpo físico, materia. Somos mente, una mente con cuerpo.

Muchas personas no aceptan o no creen en estas leyes universales.Sin embargo, cuando utilizan el confort que nos brinda la electricidad, no cuestionan la ley, simplemente pagan su factura de consumo de energía. ¿Cómo es que si no creen en esas leyes universales, no cuestionan la electricidad y lo que ella puede hacer, siendo que no la ven?  Que no sean aceptadas no significa que no existan.

Muchas personas desconocen estas leyes, o no las entienden , sin embargo,  inconscientemente están alineadas con ellas y en consecuencia son personas exitosas, felices y plenas. Si logramos entenderlas y alinearnos con ellas, será más sencillo lograr las metas que nos proponemos. Porque, más allá de sí, las conocemos y entendemos, lo importante es vivir y actuar alineados con ellas, de manera que , estudiarlas, conocerlas nos permitirá ver que parte de nuestras acciones violentan esas leyes, o mejor dicho, están dirigidas en sentido diferente y de ahí que no logremos lo que nos proponemos.

 Esas leyes son:

 La ley de perpetua transmutación: La energía está en constante cambio, no se destruye, se transforma constantemente. Por más quieto que a nuestros sentidos le parezca algo, está en constante movimiento. Nuestro cuerpo está en movimiento, permanentemente cambia unas células por otras. El Universo es movimiento. Por eso, deberíamos alinear nuestro pensamiento y nuestras acciones en armonía con esa constante transmutación. Comprender que la energía está en constante movimiento nos aporta la tranquilidad de poder incidir en la energía que liberamos con el pensamiento y las acciones y transmutarla en una energía capaz de manifestar en la realidad exterior nuestros deseos.

La Ley de atracción vibratoria: todo vibra en el Universo. Lo que puede cambiar es la frecuencia de la vibración. Los objetos sólidos tienen una vibración más lenta. Las ideas y pensamientos vibran más rápidamente. Las vibraciones se atraen según su nivel y polaridad. Es la ley de atracción propiamente dicha, que no fue descubierta por Rhonda Byrne, sino por grandes maestros de la antiguedad. Las vibraciones que se producen en todo el Universo se atraen unas a otras siguiendo su nivel. Cuando lanzamos una vibración ella debe acomodarse en la vibración universal y es atraída por vibraciones de la misma frecuencia. La física cuántica ha comprobado esta ley.

La ley de la relatividad:  Esta ley nos dice que todo es real cuando lo comparamos con algo más. Es decir que necesitamos una comparación. Algo está frío, porque algo es caliente, hay alto porque hay bajo, gano poco porque comparo con quien gana más y así miles de ejemplos.

La ley de polaridad: Esta ley enseña que nada existe sin un opuesto. Atrás y adelante, arriba y abajo. Todo tiene su opuesto. Lo negativo tiene lo positivo. Cada vez que vemos algo negativo en nuestras vidas, hay que buscar el positivo, porque ya existe, solo debemos manifestarlo.

 

La ley de ritmos: Todo en el Universo tiene un tiempo y un ritmo. Tiene ciclos. Por ejemplo marea baja, marea alta. Las estaciones del año van y vienen. Si algo va a la derecha luego irá a la izquierda al terminar el ciclo.   Las plantas tienen sus ritmos. Los ritmos se complementan. Piensa en las frutas y verduras que acompañan el ciclo o ritmo de las estaciones y el clima.Comprender esta ley ayuda a continuar hacia nuestras metas teniendo presente los ciclos, los ritmos.

La ley de causa y efecto: enseña que todo acontecimiento es efecto de otro que lo causó, y aquél será la causa de otro acontecimiento y así constantemente. Cuando nos dicen “lo que piense es lo que manifestará”, es una clara expresión de esta ley actuando. Causa y efecto.

La ley del género:  Nos dice que todo requiere de un tiempo de generación, de creación, de incubación para manifestarse. Todo existe ya en el Universo en constante movimiento.Los humanos tardamos aproximadamente nueve meses en nacer, el ciclo debe cumplirse. Cada cosa se manifestará a su debido tiempo una vez que las fuerzas universales se acomoden para manifestarla en la realidad.

                     Entender estas Leyes Universales constituyen uno de los principios fundamentales del éxito: el entendimiento.

Sony Atrae la Plenitud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s