El paradigma de cada día


Quería compartir con ustedes una experiencia que justamente por lo cotidiana que es puede dejarnos mucha enseñanza.
Hace unas semanas estaba en un salón de belleza o peluquería –según le llaman en los distintos países- donde las personas van a arreglarse el cabello. La chica que me estaba atendiendo en determinado momento exclamó: ¡Oh no, ya vino esa cliente!. Le pregunté que le pasaba a la cliente y me dijo: “nada, es que siempre viene y quiere atenderse conmigo” . Le contesté: será que tu la atiendes muy bien. Respondió que se cansaba mucho, que le daba mucho trabajo, y agregó: “tengo varias clientes que quieren atenderse conmigo”. Observé su expresión y denotaba queja y no satisfacción. Así que pensé: (tal vez le falte un empujoncito) y le dije: “ no has pensado que estas clientes que te eligen pueden ser el principio de un nuevo emprendimiento para ti, la oportunidad de iniciar tu propia empresa?” .
Su respuesta fue el fiel reflejo de su paradigma, del cual está presa. Dijo muy segura: “ no, yo soy brushinista , eso es lo que soy y es lo que seré siempre” . Ser brushinista en mi país – y seguramente en muchos- equivale a ser una persona que aprendió a cepillar y peinar el cabello, trabaja en un salón de propiedad de otra persona, entre 9 y 10 horas por día y percibe un salario que no le permite subsistir. Pasa todo el día de pie, descansa unos minutos para comer alguna cosa nada sana, y continúa trabajando. Cuando sale ya es noche, está cansada y al otro día sigue su rutina. En ese sector de actividad suele verse mucha movilidad, las peinadoras van de un salón a otro, pero muy pocas progresan y llegan a instalar su propia empresa o siquiera a lograr un puesto de jerarquía en el salón. A veces podemos volver a verlas mucho tiempo después en otro salón, y siguen siendo asalariadas, cansadas y tristes.
Es como dijo la chica: eso es lo que será toda su vida. Y este ejemplo, es aplicable a otras áreas de actividad.
Es su paradigma. Y saben , apenas si tenía 20 o 21 años! Ella se autolimita de esa manera. No tiene metas claras en su vida. Su paradigma le dice: se brushinista, trabaja todo el día por un salario que no te alcanza ,cásate, ten hijos, etc. Después se suele culpar a los gobiernos, a los estados, se dice que en este o tal país no se puede progresar, que la economía esta muy mal, etc.
Es la persona la que debe cambiar su paradigma. Si para ti está bien ser eso que te indicaron que seas y no lo que deseas, esta bien, es tu decisión. Pero, si tan solo tienes una pequeña llamita que te ilumina y te dice: puedes ser lo que tu quieras ser. Adelante. No te limites. Abre tus horizontes. Desafía tu paradigma. Crea una nueva vida para ti.
Se toda tu vida aquello que tu decidiste ser, que te pusiste como meta y sobretodo que te hace feliz.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s