Programando la mente


Somos una mente con cuerpo. Creo que lo he dicho muchas veces en el blog. Y somos energía. Eso también lo he dicho muchas veces. El avance de la física cuántica ha logrado demostrarlo y ya nadie lo duda. Por nuestro cuerpo circula parte de la energía universal de la que provenimos todos. Comprender esto es vital, cuando descubrimos nuestra pertenencia al Universo entero, tomamos conciencia de nosotros mismos. Tener conciencia de uno mismo, es lo que nos diferencia de los demás animales.Conocernos a nosotros mismos, descubrirnos, aceptarnos, es el primer paso para desarrollar nuestro potencial y alcanzar la plenitud, cada uno en su misión, en la causa que lo trajo a este mundo en este tiempo y en cada lugar.

El funcionamiento de nuestra mente ya no es un misterio. Nunca lo fue para Oriente, pero para los que somos occidentales encerrados en paradigmas ortodoxos y vetustos, vamos lentamente descubriendo ese misterio de nuestro cerebro, el verdadero responsable de lo que somos, sentimos, vivimos.

Nuestra mente, ya sabes consta de dos grandes funciones: la consciente y la subconsciente (repasa esta entrada para refrescar su funcionamiento) No son partes separadas, trabajan juntas, aunque de manera imperceptible. Cuando nacemos nuestra mente no tiene suficiente información para desarrollar la vida. Nuestros mayores básicamente los padres, nos van inculcando los conocimientos, las ideas, las creencias.  Hoy somos el resultado de todas esas creencias acumuladas por repetición o adquiridas por impacto.

Cuando emprendemos este camino de mejoramiento y desarrollo personal, el gran bloqueo está en nuestro paradigma, es decir, en el conjunto de creencias, hábitos, maneras habituales de pensar y actuar. Tu mente consciente está llena de pensamientos, y la subconsciente llena de creencias. Cuando tu mente consciente tiene que adoptar una actitud, una respuesta, una acción, consulta al subconsciente quien le da inmediatamente la respuesta, según cuáles sean las creencias alojadas en él. No todas las creencias que tiene nuestro subconsciente son limitantes. Muchas son potenciadoras, y son las responsables de lo que has logrado en tu vida. De lo que se trata es de ir cambiando las creencias, los modos habituales de pensar y actuar que nos limitan y postergan nuestro desarrollo.

Esta tarea puede y debe hacerse en forma consciente. Es fundamental que tu mente consciente intervenga en el proceso de cambio. Mira, nadie, nadie, nadie, puede hacerte pensar lo que tu no quieras. Programar nuestra mente nuevamente, de acuerdo a las creencias que elijamos libremente, es la tarea central en el crecimiento personal. La mente es el territorio de los pensamientos. Incidir en ellos de manera de provocar cambios en tus acciones, en tu forma habitual de pensar y actuar, eso es reprogramar. Y la mente consciente debe ayudarte en ello, no puedes obviarla porque ella es la que pone la información en el subconsciente. ¿Cómo crees que te programaron desde niño? Con mensajes conscientes, pensamientos expresados, conductas observables, limitaciones bien claras. Tu mente consciente fue entendiendo como debías hacer para subirte a una bicicleta, mover los pedales, mantener el equilibrio y ella tu mente consciente lo fue grabando en tu subconsciente. Tu mente consciente fue aprendiendo como cepillarte los dientes, y lo grabó en el subconsciente. Fue ella, porque la mente consciente es la que juzga, analiza, acepta o rechaza, filtra la información. Ahora haces todas esas cosas en forma automática, porque tu subconsciente ya tiene el registro.

 Bien, para reprogramar nuestro subconsciente con creencias más potenciadoras, tenemos que hacerlo con nuestra mente consciente. Por eso, es que no creo en los mensajes subliminales. Es posible que  alguna persona crea que le son útiles, si es así, muy bien! sigue usándolos. Como sea, revisa si no estás influyendo con tu mente, mediante la creencia o fe que le pones al audio subliminal. Digo esto, porque muchos quieren que todo ocurra sin hacer nada, y se aferran a un subliminal, sin saber que contiene, porque es más cómodo, que tomar acción. Lo subliminal significa aquello que está por debajo del umbral de la conciencia, pero eso no equivale a subconsciente. Lo subconsciente es un estado inferior de la conciencia que se caracteriza por la debilidad de los estímulos y las percepciones. Lo subliminal no logra cambiar las creencias que se encuentran fuertemente arraigadas en el subconsciente. Esos estímulos en el umbral o por debajo del umbral, son generalmente rechazados por el subconsciente.

 Cambiar el paradigma requiere de programar nuestra mente, toda ella, como un todo que es, trabajando juntos el consciente y el subconsciente. Y fundamentalmente, las nuevas creencias que introduzcas en tu subconsciente tienen que ser tuyas; tus creencias, no las de otro, las que tu elijas para tu vida, aquellas con las que te sientes cómodo. Y…. no todos somos iguales, no todos esperamos lo mismo de la vida, de las relaciones, del trabajo, de las aspiraciones. Solo tu sabes lo que quieres para tu vida.Programar conscientemente nuestra mente no es imposible, ni difícil. Seguramente es más posible que con un subliminal.

Cambiar el paradigma es cambiar creencias, hábitos, en forma consciente. Inténtalo por favor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consciente y Subconsciente, General, Mensajes Subliminales, pensamiento positivo, programa tu mente, programación del subconsciente y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Programando la mente

  1. amaya dijo:

    Realmente funciona pensar cosas positivas lo dificil es hacerlo un habito, pero no es imposible.

    Lo importante es practicarlo todo el tiempo.

    • Sin duda, como no va a funcionar Amaya! Siempre se trata de implantar hábitos sustituyendo otros. Tener pensamientos positivos no es lo realmente difícil. Lo que requiere más constancia, actitud y valor es encontrar lo positivo en cualquier cosa, circunstancia o experiencia, hacer de eso un hábito, un modo de vida, de actuar y pensar: todo absolutamente todo, aún aquellas cosas que no lo parecen, tienen su aspecto positivo, encontrarlo, reconocerlo y a partir de él, crecer. Quien te dice que de eso negativo si puedes descubrir lo positivo no sea el disparador de éxitos y progreso en tu desarrollo. Te lo deseo así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s