Renunciar a la necesidad


Cada problema que tenemos, cada cosa negativa que hay en nuestra vida, cada pauta o creencia repetida, cada hábito o experiencia repetida que tenemos, nos muestra la necesidad que tenemos de eso. Es decir, comer, ser gordo, fumar, ser pobre, tener malas relaciones personales, fracasar, ser humillado, violentado, molestado, aprobado, etc.Todas esas cosas negativas que son pautas repetidas en nosotros, que son las que nos trajeron a este conocimiento, al poder de nuestra mente para ejercer los cambios, son necesidades.

Si, aunque tu no lo creas, tenemos necesidad de tal o cual problema. No concebimos mentalmente nuestra vida sin ese problema, sin comer abundante, sin fumar, sin pelear con la pareja, sin errar el camino en el negocio etc.

 

Cuando nos esforzamos por no repetir la misma conducta, no provocar la violencia, la humillación, no pelear con la pareja, etc. y no logramos cortar con eso, decimos que no tenemos fuerza de voluntad o que no tenemos disciplina. Pero, eso es solo un efecto, debemos atacar la causa.

Es preciso que estemos dispuestos a renunciar a la necesidad … de tal o cual cosa. Por ejemplo si tienes escasez de dinero para lograr abundancia y lograr que las afirmaciones correctamente formuladas se inserten en nuestro sistema de creencias, tienes que estar dispuesto a renunciar a la necesidad de vivir de esa forma. Esa renuncia a la necesidad es un paso previo que no podemos obviar.

 Renuncia a tu necesidad de comer y comer sin medida, renuncia a tu necesidad de buscar constantemente peleas con tu pareja, a tu necesidad de compadecerte, a tu necesidad de carencia, a tu necesidad de desvalorizarte, de castigarte, de auto compadecerte, de enfadarte, de ser pobre, etc.

No importa de que estemos tratando de liberarnos: no es más que un síntoma, un efecto exterior. Empeñarse en eliminar el síntoma sin disolver la causa, de nada sirve; en el momento en que la fuerza de voluntad o la disciplina aflojan, el síntoma vuelve a aparecer.

En nosotros hay una necesidad de este síntoma (problema) porque si no, no lo tendríamos. Renunciar a la necesidad de tener tal o cual creencia o problema es el primer paso.

 Para empezar a renunciar a la necesidad hay que aceptar el cambio. Una sola afirmación ayudará con esto: “Estoy dispuesto a cambiar”. Ahora, observa si una afirmación como esta genera resistencia en ti. Si hay resistencia , no funcionarán ninguna otra afirmación, porque lo fundamental es estar dispuesto a cambiar, a dejar la realidad actual, las creencias actuales y crearnos una nueva realidad, unas nuevas creencias.

Repite “estoy dispuesto a cambiar” y observa si ofreces resistencia. Si hay resistencia, es que no aceptas el cambio, no te animas al cambio, el miedo, la inseguridad son más fuertes.

 Desafíate y decídete a cambiar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s